Una de las técnicas de relajación MÁS EFICACES

Uno de los principales síntomas de la ansiedad es la hiperventilación, una respiración rápida que provoca un exceso de oxígeno y reducción de dióxido de carbono que puede llevar a sensaciones de ahogo, opresión en el pecho, mareo o visión borrosa, entre otros síntomas.

La función principal de una adecuada respiración es la regulación fisiológica y metabólica del cuerpo, es una respuesta inconsciente que nos mantiene con vida.

Dentro de las técnicas de relajación se encuentra la respiración abdominal voluntaria, que se utiliza para reducir o prevenir estados de ansiedad, pánico o estrés, entre otros. Son varios los factores a tener en cuenta en el tratamiento de trastornos mentales, yo personalmente enseño a mis pacientes distintas técnicas de respiración según sus características además de complementarlas con otras como la solución de problemas, cuentos, organización del tiempo, distracción, etc. Al principio se trata de practicar y practicar hasta dominar la técnica, puesto que luego habrá que utilizarla cuando realmente haga falta en casa, en el trabajo o en el tiempo libre si es necesario.

Hay una serie de condiciones que deben respetarse para que los ejercicios de respiración aumenten la probabilidad de relajarse. En primer lugar, deben realizarse en un ambiente tranquilo, sin demasiados ruidos y lejos de posibles distracciones, con una temperatura adecuada y luz tenue. En cuanto a la posición, se recomienda realizarlo tendido sobre una cama con los brazos y piernas ligeramente apartados del cuerpo o sentado en un sillón cómodo y apoyando brazos, nuca y pies. Por último, la ropa ha de ser cómoda y quitarse elementos como gafas, zapatos, sujetador, joyas o cinturones.

¿Cómo se realiza la Inspiración abdominal?

Tiene como objetivo que la persona dirija el aire inspirado a la parte inferior de los pulmones, para lo cual se debe colocar una mano en el vientre y la otra encima del estómago. Para saber si se está realizando correctamente, la persona debe percibir movimiento al respirar en la mano situada en el vientre (que se moverá hacia delante). Yo aconsejo contar mentalmente 4 segundos mientras se coge aire por la nariz, retener el aire en el vientre otros 4 segundos y expulsarlo lentamente por la boca contando 8 segundos, repitiendo el proceso diez veces antes de dormir, todos los días y hasta que se domine la técnica.  Al principio puede parecer difícil pero se controla rápidamente si se practica.

Anuncios

Un comentario en “Una de las técnicas de relajación MÁS EFICACES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s