PASOS para conseguir que tu hijo adquiera HÁBITO DE ESTUDIO

El fracaso escolar y la falta de un correcto hábito de estudio van de la mano, aunque también influyen factores genéticos y ambientales por supuesto. Nos vamos a centrar en todo aquello que podemos hacer para mejorar la motivación de los niños y por consiguiente su rendimiento escolar cuando aun les quedan años para entrar en edad laboral. Actualmente en España es obligatoria la escolarización a los seis años, hasta entonces es totalmente opcional, algo que muchos padres y madres desconocen. Independientemente de cuándo entren, es importante que vayan adquiriendo desde el inicio un hábito de estudio adaptado a sus capacidades. 

¿Se puede aprender a estudiar? Definitivamente sí, de hecho marca la diferencia entre unos estudiantes y otros. El cómo, dónde y cuándo se hagan los deberes influye en los resultados finales y en todos los sentidos, mejorando la motivación y la autoestima. 

Recomendaciones para que tu hijo adquiera hábito de estudio

A edades tempranas aun no trae deberes a casa, pero podemos entrenarle con actividades que requieran de atención y concentración como puzzles, adivinanzas o dibujos. Ya aquí se le debe animar a que termine las tareas y no las deje a la mitad, sea cual sea y siempre teniendo en cuenta la edad del niño.

-Seguir el mismo método, utilizando herramientas para que aumente su rendimiento como pueden ser el subrayado o esquemas (cuando tengan la capacidad de hacerlo claro). El material debe estar preparado antes de sentarse a estudiar para evitar distracciones innecesarias.

-El lugar ha de ser apropiado, libre de distracciones como la televisión o interrupciones por parte de hermanos por ejemplo. Se recomienda estudiar en un escritorio y evitar lugares como el salón o la cocina donde hay entrada y salida de gente.

-Para que llegue a convertirse en un hábito ha de realizarse a la misma hora siempre que se pueda. El momento más adecuado será cuando le haya dado tiempo a descansar la mente, evitar por tanto justo después de comer o nada más llegar de actividades extraescolares.

-Cuando son pequeños evidentemente necesitan ayuda de un mayor que les corrija y les explique lo que no entiendan, aun así intentaremos que comiencen por las tareas más difíciles para que cuando estén cansados no les quede lo “peor”.

-Previamente debe estar acostumbrado a cumplir ciertas normas básicas relacionadas con la alimentación, higiene y sueño. De esta forma, dedicarle un tiempo al estudio se convertirá en una rutina más.

A medida que el niño vaya creciendo irá interiorizando los pasos que componen el tiempo de estudio y le será mucho más fácil superar los cursos. 

Espero que os haya servido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s