¿CÓMO GESTIONAR LAS EMOCIONES NEGATIVAS?

Los seres humanos, desde que nacemos, traemos con nosotros una serie de emociones que nos acompañarán el resto de la vida. No todas son agradables, como el miedo, la tristeza, el enfado o la culpabilidad. Pero que sean negativas no significa que no sean necesarias para subsistir, por lo que debemos aprender a identificarlas así como gestionarlas de manera adecuada.

Antes que nada debemos tener claro qué es una emoción. Según la RAE (Real Academia Española), se entiende como una alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática. Se trata, por tanto, de un estado afectivo concreto, que la persona experimenta durante un periodo relativamente corto de tiempo y que genera una activación en mente y cuerpo. Se suelen dividir en positivas y negativas en función del tipo de sensaciones que genere en nosotros y un objetivo vital general es conseguir que las emociones positivas superen a las positivas.

Una vez tenemos claro a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de cualquier tipo de emoción, es hora de aprender a gestionarlas, algo que se consigue mejorar con la práctica (como casi todo en la vida).

NO LAS EVITES. Es algo bastante común, intentar “distraer” esa emoción. Es por ello que tanta gente busca en la medicación un remedio para la tristeza o la desesperanza, algo que efectivamente reduce los síntomas pero de manera temporal mientras se está bajo el medicamento en cuestión. La manera más adaptativa es, por el contrario, aceptar y experimentar la emoción. Al ser temporal, pasará sin mayores consecuencias.

IDENTIFICA EL PORQUÉ APARECEN. Es importante que sepamos porqué no sentimos de una u otra manera, ya que las emociones nos dan también información sobre cómo nos afectan factores externos e internos a nosotros.

EXPRÉSATE. Las emociones negativas suelen ocultarse, tendemos a compartir la felicidad pero no la tristeza. Es un tema cultural generalmente y que no hace sino acrecentar el malestar en quienes las padecen. No es necesario que vayas pregonando lo triste que te encuentras, pero sí que acudas a alguien de confianza y le expreses cómo te sientes o incluso uses un diario donde plasmes por escrito todo lo que necesites en ese momento.

REALIZA TÉCNICAS DE RELAJACIÓN. Ante emociones intensas y que no nos permitan llevar nuestra rutina normal, son de gran utilidad cualquiera de las distintas técnicas de relajación de las que dispongas. La más utilizada y la que produce efectos más rápidos es la respiración, es sencilla y puede realizarse en cualquier lugar.

SON TEMPORALES. Otro punto a tener en cuenta es que las emociones aparecen y desaparecen, incluso a lo largo de un mismo día podemos pasar por distintas emociones, algo totalmente normal. Es cierto que, sobre todo ante emociones negativas, se tiende a pensar que esas sensaciones serán duraderas en el tiempo, nada más lejos de la realidad en la mayoría de las ocasiones.

¿CÓMO TE PUEDEN AYUDAR?. Como he explicado más arriba, las emociones nos ayudan a sobrevivir. Además de saber identificarlas y expresarlas, debemos saber utilizarlas para evolucionar como personas a través del aprendizaje y la puesta en marcha de ciertos comportamientos que nos permitirán mejorar en futuras ocasiones.

Espero que os haya sido útil, si tenéis alguna duda o algo que aportar os recuerdo que más abajo tenéis la sección de comentarios. ¡Buenas noches!

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s